Categoría: 

Verte
es la misma sensación que cuando
son las cuatro de la mañana y
me despierto tiritando con el beso de tu ausencia
castañeando el aire y los dientes,
con la manta descuidada en el parqué,
conservando el hielo.
Y por supuesto,
con cualquier tipo que nunca se llamará
Tú.

Verte
me produce cojera en los tacones
que se quiebran y se parten y ya no existen.
Me miras con tu sonrisa de verano
y se me olvida que alguna vez
dejé de necesitarla,
la escondí en el último cajón del armario,
si fulmina el epitafio de tu escapada,
cobarde y convexa,
como nunca y como Tú.

Verte
es vertebrar el final
hasta lo absurdo
por lo absurdo
y luego Tú.

16
Categoría: 

Verte
es la misma sensación que cuando
son las cuatro de la mañana y
me despierto tiritando con el beso de tu ausencia
castañeando el aire y los dientes,
con la manta descuidada en el parqué,
conservando el hielo.
Y por supuesto,
con cualquier tipo que nunca se llamará
Tú.

Verte
me produce cojera en los tacones
que se quiebran y se parten y ya no existen.
Me miras con tu sonrisa de verano
y se me olvida que alguna vez
dejé de necesitarla,
la escondí en el último cajón del armario,
si fulmina el epitafio de tu escapada,
cobarde y convexa,
como nunca y como Tú.

Verte
es vertebrar el final
hasta lo absurdo
por lo absurdo
y luego Tú.

11

Páginas